Física y Quimica

Campo magnético creado por una corriente eléctrica. Experiencia de Oersted

Minivídeos

 
 
 

En 1820 Hans Christian Oersted, un científico danés, realizó un experimento crucial en la historia de la Física, ya que con él se demostró la unión entre electricidad y magnetismo.

El experimento de Oersted fue muy sencillo: colocó una aguja imantada próxima a un conductor por el que circulaba una  corriente eléctrica. Increíblemente la aguja se desvió evidenciando la presencia de un campo magnético. La conclusión era bastante sencilla: las corrientes eléctricas generan campos magnéticos, demostrándose de esta manera la relación entre corrientes eléctricas y campos magnéticos.

El valor del campo magnético (B) creado por un hilo por el que circula una corriente de intensidad I en un punto situado a una distancia r, viene dado por la ley de Biot-Savart:

  • Las líneas del campo magnético son circunferencias concéntricas al hilo y situadas en un plano perpendicular al mismo.

  • El sentido del vector campo magnético (B) es el del sacacorchos que avanza en el sentido de la corriente o el que marcan los dedos de la mano derecha al cerrarse sobre la palma con el pulgar orientado en el sentido de la corriente.

Más información

También en Youtube:

Video You Tube

En el vídeo puede verse la experiencia de Oersted y, a la vez, visualizar el campo magnético generado por el hilo por el que circula una corriente eléctrica, gracias a varias brújulas colocadas alrededor del mismo.

El conductor se ha dispuesto verticalmente, ya que de esta manera es más sencillo visualizar las líneas de campo mediante las agujas imantadas.

Se puede observar cómo las agujas imantadas se orientan, manteniéndose tangentes a las invisibles líneas del campo magnético generado. La forma y sentido de estas líneas es evidente que es el indicado en la figura de la izquierda de acuerdo con la ley de Biot-Savart.

Cuando se invierte el sentido de la corriente también cambia el sentido del campo según la regla dada.