Física y Quimica

Balancín

Minivídeos

 
 

 

 

Este curioso juguete (Lichtwippe en su denominación original) permite observar la interconversión de la energía y aprovechar el fenómeno para lograr un vistoso y original efecto de balanceo. El muelle en espiral es la parte esencial y está construido con dos metales que sufren una dilatación diferente. El metal sobre el que incide la llama se dilata "tirando" de la parte del muelle construida con el otro metal y que está situada más alejada. De esta manera el brazo que tiene el contrapeso se mueve para iniciar el balanceo.

Una vez lejos de la llama el metal se contrae volviendo a su estado inicial. Deja de ejercerse fuerza sobre el muelle y el brazo se desplaza en sentido contrario para volver, por la acción del contrapeso, a su estado inicial.

La energía calorífica produce un cambio (dilatación) en el metal que provoca el arrollamiento del muelle. Dicho de otra manera, la energía calorífica se transforma en energía elástica que es empleada en mover el contrapeso que gana energía potencial.

Cuando el contrapeso comienza a descender (pierde energía potencial) el balancín se pone en movimiento (transformando la energía potencial en cinética)

En la segunda parte del movimiento el muelle se enfría (pierde energía calorífica que calienta el aire) y comienza a desenrollarse cediendo la energía elástica acumulada al contrapeso que vuelve a transformarla en potencial. Cuando éste alcanza el punto más alto de la trayectoria comenzará a perder la energía potencial adquirida que se transformará nuevamente en cinética.